jueves, 22 de octubre de 2015

SOMOS




  SOMOS 

"No venimos a ser sanadores.
Llegamos como sanadores. Somos.
Algunos de nosotros todavía están alcanzando a lo que somos.
No nos convertimos en narradores.
Venimos como portadores de las historias que nosotros y nuestros antepasados en realidad hemos vivido. Somos.
Algunos de nosotros todavía están alcanzando a lo que somos.
No nos convertimos en artistas. Llegamos como artistas. Somos.
Algunos de nosotros todavía están alcanzando a lo que somos.
No venimos a ser escritores .. bailarines .. músicos .. ayudantes .. pacificadores. Llegamos como tales. Somos.
Algunos de nosotros todavía están alcanzando a lo que somos.
No aprendemos a amar en este sentido. Vinimos como Amor.
Somos Amor. Algunos de nosotros todavía están alcanzando a lo que realmente somos."

Clarissa Pinkola Estes




martes, 13 de octubre de 2015

PAUSA SAGRADA




"Deja de exigir respuestas en este momento. 
Deja que todo descanse en este momento.
Haz una pausa sagrada.
Deja que las preguntas sigan sin respuestas, por ahora. 
Deja un espacio para que puedas respirar hoy. 
Deja que todo se salga de control hoy. 
Permítete no ser capaz de sostener todo hoy. 
Permítete no saber cómo, no saber nada. 
Deja que el corazón se rompa, si es necesario, 
y que el cuerpo duela, y que el alma despierte.
Todo está tan bien, si así lo permites."

Jeff Foster



lunes, 28 de septiembre de 2015

ERES EL UNIVERSO


“Comprende que tienes dentro de ti mismo rebaños de bueyes… 
Comprende que tienes en ti rebaños de ovejas…
Comprende que hay dentro de ti aves del cielo.
No te sorprendas si decimos que esas cosas están dentro de ti; 
comprende que tú eres otro mundo en pequeño y que dentro de ti hay Sol, Luna e incluso Estrellas…
Ve que tu tienes, todo lo que el mundo tiene”.

Carl Jung.

(Libro “Los mándalas en El libro rojo de Carl Gustav Jung").

lunes, 7 de septiembre de 2015

APRENDIENDO...


Hoy quiero compartir un texto de Jorge Luis Borges, maravilloso texto, sin edad, sin destino específico, para todos nosotros porque se trata de Aprender, aprender a ser mejores personas:

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano y encadenar un alma;
Y uno aprende que el amor no significa acostarse,
y que una compañía no significa seguridad,
y uno empieza a aprender…
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas,
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos,
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…
y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.
Y uno aprende que si es demasiado hasta el calor del sol puede quemar.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,
en lugar de que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende… y así cada día.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien
porque te ofrece un buen futuro,
significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quién es capaz
de amarte con tus defectos y sin pretender cambiarte
puede brindarte toda la felicidad.
Con el tiempo aprendes que si estás con una persona
sólo por acompañar tu soledad,
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados
y quién no lucha por ellos, tarde o temprano,
se verá rodeado sólo de falsas amistades.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira
siguen hiriendo durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace,
pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente
es muy probable que la amistad nunca sea igual.
Con el tiempo te das cuenta que aún siendo feliz con tus amigos,
lloras por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida,
con cada persona, es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta que el que humilla
o desprecia a un ser humano, tarde o temprano
sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.
Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy,
porque el sendero del mañana no existe.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen
ocasiona que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,
sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado,
añorarás a los que se marcharon.
Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón,
decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas,
decir que quieres ser amigo, pues ante
una tumba, ya no tiene sentido.

Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…”

lunes, 19 de enero de 2015

LIBERACIÓN

SUELTA…

Si no trae alegría a tu vida...SUELTA.

Si no te ilumina ni te construye...SUELTA.


Si permanece pero no crece...SUELTA.


Si te procura seguridad y así te evita el esfuerzo de desarrollarte...SUELTA.


Si no brinda reconocimiento a tus talentos...SUELTA.
Si no acaricia tu ser...SUELTA.


Si no impulsa tu despliegue...SUELTA.


Si dice pero no hace...SUELTA.

Si no hay lugar en su vida para ti...SUELTA.
Si intenta cambiarte...SUELTA.


Si se impone el "yo"...SUELTA.


Si son más los desencuentros que los encuentros...SUELTA.
Si simplemente no suma a tu vida...SUELTA.


SUÉLTATE...la caída será mucho menos dolorosa que el dolor de mantenerte aferrado a lo que NO ES.

martes, 23 de diciembre de 2014

FELIZ NAVIDAD Y MARAVILLOSO 2,015



La Navidad es una fiesta de alegría, de esperanza, con el sentido de un renacimiento  en nuestro interior basado en unos días de reflexíon, de unión, de fe.
Hagamos de nuestra Navidad una Santa Navidad, logrando mejoras en nosotros mismos, en nuestro espíritu, descarguemos nuestra mochila de tristezas, de rencores, de recuerdos malos,  y hagamos mas ligero nuestro viaje, libre de equipajes que solo nos atrasa el caminar y que nos quita empuje al querer volar.
Deseo de todo corazón que este año 2,015 nos encuentre ligeros de equipajes, libres para soñar, para volar, sin ataduras,  sin rencores, con la fuerza necesaria para seguir adelante con mucha bondad en nuestro caminar.
 ¡FELIZ NAVIDAD Y MARAVILLOSO 2,105!!!

jueves, 6 de noviembre de 2014

LA ACCION DE LA NO REACCION



Muchas veces cuando nos agreden, ofenden, o insultan tenemos el instinto natural  de responder, de arremeter hacia quien nos asalta con críticas, ofensas, acusaciones falsas o juicios errados, ya que muchas personas son muy dadas a juzgar gratuitamente y sin sustentos válidos.
Empezamos un juego de agresiones mutuas, de tira y jala, y  caemos en el  mismo juego que el agresor, sin darnos cuenta que en realidad esto nos desgasta mucho, emocional, psicológica  y físicamente, terminamos mal con nosotros mismos. Lo peor es que cuando realmente nos duele es porque viene de personas que queremos, y eso es deprimente para uno.
Lo importante es no entrar en ese círculo toxico,  ¿puede ser mal entendido nuestro silencio? si, puede serlo, pero ¿nos importa mucho la opinión de alguna persona que duda de lo que somos? Pienso que allí empieza a formarse nuestra fortaleza y el aprender a que es mejor no reaccionar de una forma negativa, sino simplemente callar, analizar, asimilar y saber que todo pasará.
He leído un escrito precioso,  lo comparto con Ustedes para que revisen la importancia de la no reacción, que en realidad lo que tiene es valentía y poder:

Cerca de Tokio vivía un gran samurái ya anciano, que se dedicaba a enseñar a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.
Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación. Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.
El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Sabida la reputación del anciano samurái, se fue hasta allí para derrotarlo y aumentar así su fama. En el monasterio, todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el desafío.
Juntos, todos se dirigieron a la plaza de la ciudad y el joven comenzó a insultar al anciano maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió en la cara, le gritó todos los insultos conocidos ofendiendo incluso a sus ancestros.
Durante horas hizo todo por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible.
Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.
Desilusionados por el hecho de que el maestro hubiera aceptado tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:
- ¿Cómo pudiste, maestro, soportar tanta indignidad?
¿Por qué no usaste tu espada, aun sabiendo que podías perder la lucha, en vez de mostrarte cobarde delante de todos nosotros?
El maestro les preguntó:
-Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo aceptan, ¿a quién pertenece el obsequio?-
A quien intentó entregarlo -respondió uno de los alumnos.
Pues lo mismo sucede con la envidia, la rabia y las ofensas -dijo el maestro.

Si no las tomas, quedan en el agresor.

viernes, 31 de octubre de 2014

JUSTICIA




"Los dones que provienen de la justicia son superiores a los que se originan en la caridad." 
Khalil Gibran

lunes, 27 de octubre de 2014

NUESTRA LUZ





Quiero compartir, hoy, con Ustedes, una plegaria que encuentro preciosa, la escribe una de mis autoras preferidas, Clarissa Pinkola, este la ha escrito en su libro llamado “El Jardinero Fiel”. En esta plegaria que deberíamos decirla diariamente, nos hace recordar la fuerza interior que tenemos cada uno de nosotros, y que a veces se ve silenciada por las circunstancias externas, y vamos perdiendo la capacidad de oírla, por eso es bueno recordarla diariamente, y saber que es en nosotros mismos que esta la luz, la fortaleza, solo hay que hallarla.

Niégate a caer.
Si no puedes negarte a caer, niégate a permanecer en el suelo,
eleva tu corazón hacia el cielo
y, como un mendigo hambriento, suplica que te lo llenen,
y te lo llenarán.
Puede que te empujen hacia abajo.
Puede que te impidan levantarte.
Pero nadie puede impedirte elevar tu corazón
hacia el cielo...
sólo tú.
Es justo en medio de la desdicha cuando muchas cosas se aclaran.
El que dice que nada bueno se ha conseguido con ello
es que aún no está prestando atención.


"....... Estoy segura de que, mientras cuidemos con esmero de esta poderosa fuerza, aquello que parecía muerto ya no lo estará, lo que parecía perdido dejará de estarlo, lo que algunos consideraban imposible será claramente posible y cualquier terreno en barbecho estará simple-mente descansando... descansando y a la espera de que la bendita semilla sea venturosamente llevada por el viento."

Espero que les guste.

martes, 21 de octubre de 2014

LA HUMILLACION



Los seres humanos tendemos a hacer más compleja la vida, y en ese hacer muchos somos heridos o herimos, muchas veces intencionalmente y otras sin querer, pero igual herimos, por eso es necesario que observemos con cuidado nuestro actuar, momento a momento, y aprendamos a valorar a las personas no esperando que sean como queremos que sean, sino como son, actuando siempre con bondad en cada situación, porque es lo único que al final reconfortara nuestro espíritu.
Leí hace unos meses atrás un maravilloso libro, del cual comparto la reflexión siguiente, que sin duda es una verdad muy grande:

"La humillación es el único evento en la vida humana que se convierte en  inolvidable.
La pérdida de la dignidad en manos de otro ser humano, puede ser perdonada, pero, rara vez, si es posible, olvidada.
Pero sanar la humillación y pérdida de la dignidad es algo que sólo se puede sanar internamente. Ningún terapeuta, psicólogo, doctor o persona-medicina puede hacerlo. El avergonzar conscientemente a otra persona es un acto de insensibilidad que se da través de los tiempos. El sentirnos humillados nunca nos sucede cuando estamos firmes y fuertes, si no, cuando internamente estamos débiles, dudando de nuestra capacidad y autocriticándonos. 
Para sanar la experiencia de ver reflejada nuestra auto-crítica en el mundo -a través de vivir la agresión de otros humanos- necesitamos dejar de "golpearnos" internamente y comenzar a tenernos en consideración propia, siendo nuestra prioridad. 
Si honramos lo que somos sin arrogancia ni sentido de orgullo, sino que lo hacemos de una manera equilibrada, y caminemos por  la vida de una manera que nos permita honrar y respetar a todos los demás seres vivos. Decidir que tenemos el derecho a SER, y respaldar ese derecho con amabilidad, en lugar de juicios y prejuicios, nos permitirá perdonarnos y agradecer a nuestro "agresor" por habernos enseñado la riña que en realidad sucedía en nuestro interior." 
Jamie Sams en su libro The 13 Original Clan Mothers